Y entonces, apareció el papel.

Solo con leer el título ya deben tener una idea sobre el tema que voy a tocar en este blog. Así es, hablaré sobre la evolución de todos estos sistemas e inventos que, a lo largo del tiempo, ha desarrollado el humano para poder plasmar sus miedos, reglas, alegrías, memorias, etc. Pero, a pesar de que contaré un poco de esta historia y que es un tema de suma importancia, no es a esto a lo que quiero poner énfasis.

Todos sabemos la historia de todo lo que el hombre tuvo que pasar para llegar al papel y a la imprenta. Algunos son expertos, mientras que otros, como yo, sabemos muy poco; pero todos conocemos lo esencial: primero se pintó en las paredes de las cuevas, luego se empezó a tallar en las tablas de arcilla, estas tablas fueron reemplazadas por los papiros, los cuales fueron, posteriormente, sustituidos por el papel (invento con que aparece la xilografía y la imprenta) que fue siempre considerado como una de los más importantes invenciones hechas por el hombre.

imprenta-de-gutemberg

La imprenta de Gutenberg

Sin embargo, no terminó ahí. Muchos siglos después de que se creara el papel y apareciera la primera Biblia de Gutenberg, después de que se inventara la televisión y la radio, cuando ya se creía que nada podría superar estos inventos, aparece el internet junto con la computadora. Esto fue un gran golpe para todos los aparatos tecnológicos que existían en ese entonces; la radio y la televisión vieron aparecer a un fuerte contrincante.

Evolucion-lectores

Pero esto medios no fueron los únicos afectados. Con el tiempo el internet se convirtió en una gran competencia para la imprenta, la que fue y sigue siendo uno de los sistemas mayormente afectados por la aparición de esta nueva red de información. No tuvimos que esperar mucho tiempo para poder encontrar el primer libro digital, fue aquí donde se empezaron a sustituir los textos impresos por los digitalizados. Es de esto de lo que quiero hablar.

libro

La lectura de textos digitales ha incrementado notablemente; poco a poco, más personas prefieren este modo de lectura al anterior. Dependiendo de nuestro punto de vista, esto puede ser bueno o malo. Por el lado positivo, podemos encontrar libros muy fácilmente, no cuestan tanto como los impresos (si es que cuestan), no rompemos páginas, ni los manchamos, ni se vuelven ilegibles; todo esto gracias al internet y a sus pantallas digitales. No obstante, la piratería y la violación a los derechos de autor ha incrementado debido al uso incorrecto de esta herramienta. Pero estos problemas, que a mi parecer son graves, no le quitan popularidad ni usuarios. Su crecimiento es tan grande y acelerado que muchos expertos en tecnología han augurado el fin de los textos impresos como periódicos, libros académicos, libros literarios; en pocas palabras, la muerte del papel.

Personalmente, me inquieta saber que existe la posibilidad de que el papel desaparezca, y sé que a muchos escritores, lectores y periodistas también les inquieta. No poder ir leyendo en un bus tranquilamente, no sentir cómo una hoja se desliza en mis manos, no volver oler el aroma único de cada libro, el no poder pasar mi mano por sus portadas y admirar su belleza, estas son ideas que nos aterran a los amantes de los libros, y hay una pregunta que no deja de atormentarnos: ¿están los libros impresos acercándose a su fin?

Anuncios

9 comentarios en “Y entonces, apareció el papel.

  1. Cami me gusta como has tomado la retrospectiva como fue lo del papel y de ahí vino la imprenta y eso le metiste historia me pareció interesante… ahora con lo que las personas temen que el papel o los libros escritos desaparezcan lo veo muy dejos y por una parte improbable y no me sentiría tan preocupada lo único que si me parece que la lectura esta tomando otros medios para ser difundida pero no reemplazando sino aumentando.

    Me gusta

  2. Este texto refleja el gran temor de aquellos que amamos la lectura, el miedo de que el libro impreso, el libro vivo, desaparezca, quizás para siempre. No sólo está el problema físico, sobre la nostalgia de tener un hermoso libro entre las manos, sino que, como decía Vargas Llosa, los contenidos producidos para medios digitales jamás se les podrán comparar con aquellos de los libros impresos. El ciberespacio tiene el enfoque en el grupo, en complacer a todos todo el tiempo, lo cual significa entregar una información superficial. Cada vez sería más difícil reconocer qué es un buen material. Si los libros llegaran a desaparecer, de igual manera desaparecían las grandes obras… personalmente, espero que jamás llegue a suceder.

    Le gusta a 1 persona

  3. El tema planteado en este blog me lleva analizar la situación de un futuro sin libros tangibles, a pesar de que seguiremos obteniendo información se interpreta que tanto los escritores como los lectores dejaran de apreciar el valor de un libro. En el ámbito periodístico quedara en el olvido la esencia de escribir una noticia, de saber que cada domingo llegara una publicación nueva donde diferentes personas se están informando a través de lo que has escrito, vía online puede ser un medio que se acomode a las distintas necesidades de las personas pero estoy segura que nunca reemplazara la maravilla de tener un libro o un periódico en tus manos.

    Me gusta

  4. Considero que la evolución de la tecnología en relación con la literatura y especialmente con los libros, es un tema que conlleva, a una cierta pérdida de tradición y originalidad. Por un lado, los libros digitales no tienen el mismo impacto que los libros tradicionales. Asimismo, los libros digitales dejan de lado la presencia del escritor, ya que es por medio de la escritura (me refiero a tinta sobre papel) que estos, logran establecer vínculos con los lectores. Por otro lado, la digitalización de los libros, llega a convertirse en algo sumamente común y poco personal. En efecto, la variedad de libros, con sus colores, tamaños y formas se convertiría en el mundo digital, en algo efímero y banal. No obstante, lo que si es verdad es que los libros digitales, tienen un menor impacto en el medio ambiente, ya que no se talan árboles. En fin,si bien los libros digitales tienen mayor acogida en la actualidad, el libro impreso sigue siendo en mi opinión: mejor, completo y muy valorizado.

    Me gusta

  5. Soy una fanática de leer y aunque la forma ha cambiado, leer sigue siendo leer. Disfruto igual de leer a Cortázar en mi Kindle, que leerlo y subrayar mi ejemplar de Rayuela y luego colocarlo en la repisa de mi cuarto. Pero veo muchas más ventajas en tener un aparato donde “llevar” libros y leerlos en cualquier momento. Es un asunto de peso, de economía, de ecología, de versatilidad, de modernidad. Los libros de papel, en esa misma tónica, han aumentado su valor para mí y ahora son tesoros que acaricio y cuido dentro del espacio que ocupan. Suelo leer el libro en el Kindle y luego, si es un buen libro, comprar el ejemplar físico, para el momento de la relectura. Pienso que ambos formatos son válidos y lo importante siempre será leer, más allá del medio y el canal que se utilice para hacerlo.

    Me gusta

  6. Me parece muy importante recalcar el cambio que ha sufrido nuestra sociedad a lo largo del tiempo. El papel en sí se ha vuelto la herramienta de comunicación y escritura más útil que tenemos. Sin el papel el libro no se hubiera podido desarrollar y la expansión de ideas sería limitada. Es tan clave recalcar que en la actualidad para todo se utiliza el papel y sería un mundo diferente si no lo lleváramos con nosotros a diario. Las letras son impresas en este medio, revistas, libros, discursos, informes, etc. La posibilidad de que el papel desaparezca es casi nula. En el planeta hay millones de seres humanos que son reacios a la tecnología y prefieren escribir a mano. Pienso, para este cambio suceda deberán pasar algunas décadas. No es algo descartado ya que a este ritmo se esperaría todo de la tecnología.

    Me gusta

  7. Definitivamente los libros impresos y el papel aun no tienen los días contados. La alternativa digital parece haber mermado la producción impresa, pero hay que tener en cuenta que no todo tipo de publicaciones se ha abierto a trasladar sus obras a nuevos formatos. Textos legales o científicos aún son practicos en forma impresa.

    Me gusta

  8. Me gustó bastante tu artículo y la forma en la que abarcaste tu preocupación por la desaparición del papel. Es algo en verdad inquietante, pensar que en el futuro los libros simplemente desaparezcan. En lo personal, me aterra la idea. El hecho de tener un libro en tus manos, de poder leer cuando quieras, de sentirlo y maravillarte por los detalles que tiene; todo eso no se compara. Evidentemente el libro “virtual”, tiene grandes ventajas, así como desventajas. Sin embargo, para mí, el libro físico siempre tendrá mi preferencia.

    Me gusta

  9. La importancia que están adquiriendo los libros virtuales resulta inquietante, y puedo afirmar con severidad que yo he dado un uso concurrido a libros o colecciones descargadas de Internet, por un lado atendiendo la facilidad con la que se obtienen y por otro por factores económicos que muchas veces adquieren peso. Dejando de lado aquellas frivolidades, un libro siempre tendrá un hálito de familiaridad con lector, desde su edición, pasando por el prólogo hasta la contextura de sus hojas. Evidenciando eso resultaría muy difícil que fueran reemplazados.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s